El color: su historia y percepción (II)

En ésta imagen, de la izquierda, vemos dos cuadros idénticos, uno sobre fondo blanco y el otro sobre fondo negro. Aunque son iguales, uno parece más grande que el otro. Este experimento parte de las "Leyes del contraste simultáneo" publicadas en 1839 por el químico francés Eugéne Chevreul.

Los experimentos cromáticos que dieron lugar al divisionismo o puntillismo se basaron en los descubrimientos científicos como los de Chevreul y Oden Road. Los pintores de esta corriente, como Signac o Seurat, llevaron hasta las últimas consecuencias los postulados del impresionismo: "es sus obras el ojo del espectador acaba amalgamando los colores superpuestos en pequeños puntos. La mezcla de colores ya no se realiza en la paleta del artista, sino en la retina del espectador".
Algunos pintores han convertido  el color en medio de expresión de inusitada fuerza, como por ejemplo, Matisse (como se puede apreciar en el artículo "Matisse la fuerza del color") o Joan Miró, cuya producción ya temprana se ve la voluntad de transgredir la relación tradicional entre color y forma, para desdibujar la frontera entre percepción formal y cromática. Creando, para el espectador un mundo imaginado lleno de estímulos sensitivos (a la izquierda "El Oro del Azul" de 1967 y la derecha "La casa de la Palma de 1918").










Texto elaborado gracias a datos de: "El mundo de la pintura. Grandes temas del Arte Universal", Ed. Océano, Barcelona, 2002.
Más información sobre el tema:
http://depasoarte.blogspot.com/2010/03/el-color-calidos-y-frios.html

No hay comentarios.: