Obra de Juan Manuel Blanes (I)

Ejemplos de la obra de Juan Manuel Blanes en la colección del Museo de Bellas Artes Juan Manuel Blanes.

El tema histórico:

"Juramento de los Treinta y Tres Orientales", Óleo sobre Tela. 311 x 564 cm. Propiedad del MNAV

Juan Manuel Blanes (1830, Montevideo, Uruguay – 1901, Pisa, Italia) es el primer pintor académico uruguayo que se forma en Italia con el proyecto de transformarse en el pintor de las jóvenes repúblicas latinoamericanas del sur. Después de la llamada Guerra Grande (1843-1851) en el Río de la Plata, y después de la Guerra de la Triple Alianza contra Paraguay (1865-1870) Blanes se abocó a la pintura de tema histórico reforzando simbólicamente la consolidación de los estados nacionales de la región.

El recetario neoclásico y meticulosamente descriptivo -ya entonces objeto de múltiples controversias dentro de la Academia europea- se adecuaba sin embargo a las necesidades ilustrativas de los jóvenes gobiernos republicanos del continente americano, donde se hacía necesaria la reconstrucción de ciertos episodios históricos y la exaltación de "prototipos" (personajes y hechos ejemplarizantes desde el punto de vista político y moral) para nutrir la construcción del imaginario nacionalista.

Si bien Blanes no respetó estrictamente las normas más ortodoxas de la academia italiana, se valió de ellas para un naturalismo neoclásico basado en la verosimilitud de los hechos representados, buscando su optimización simbólica desde el punto de vista de una moral del Estado nacional. Su iconografía pretendió identificarse con una pedagogía nacionalista y americanista. Pintó también cuadros costumbristas de la vida rural, marinas, alegorías provenientes de motivos literarios y de corte republicano, e innumerables retratos de personajes y familias vinculadas al patriciado y a los mandos político-militares de la época.

Los gauchitos:

"La Taba", Oleo sobre Tela. 30 x 39 cm. Propiedad Museo Juan Manuel Blanes


“Los gauchitos” de Blanes constituyen uno de los temas más divulgados de su obra. Por un lado, a primera vista, se presenta como imagen puramente costumbrista, como el espacio que se da el pintor para ensayar en tono lúdico los problemas de la pintura mientras busca dar perfil a un cierto "exotismo uruguayo", o para expresar nostalgia de su país cuando no está en él. Pero más allá de la detallada descripción de vestimentas y ambientes bucólicos, se descubre en estas telas un conjunto de consignas idealizadoras y civilizadoras que Blanes compartía con quienes intentaban, en ese momento, someter la imagen del medio rural a un “orden urbano” dominante. Sus gauchitos están mucho más cerca del "gaucho florido" que del matrero. Suelen presentarse bajo un tipo pintoresco y romántico, envueltos en una atmósfera apacible; depurados de todo rasgo negativo, y convertidos en personajes acordes al nuevo guión de país moderno que el dictador Lorenzo Latorre buscó consolidar.

Los retratos:
"Retrato de la Sra. de Reyles", Óleo sobre Tela. 180 x 126 cm. Propiedad Museo Juan Manuel Blanes


Blanes comienza a pintar retratos hacia 1852, y luego continuará haciéndolo durante toda su vida, aplicando a ese género los lineamientos académicos y los códigos de una moda urbana que también era practicada a mediados del siglo XIX, en Montevideo, por pintores italianos y franceses. Pero Blanes consideraba al retrato por encargo un género vil, puramente comercial, llegando a decir que “Hoy puede alcanzarse una gran reputación de retratista y no dejar de ser sino muy mediocre pintor”.

No hay comentarios.: