“Greetingman” en Montevideo

Una nueva estatua con forma humana de color celeste en posición de reverencia sorprendió a los montevideanos que transitaron por la rambla. 
Y es que se instaló en la Plaza Corea (Juan M. Espinosa y Av. Ing. Juana Pereyra, rambla del Buceo), la escultura “Greetingman”, de seis metros de altura, donada a Montevideo por el gobierno surcorano. Su autor es el artista surcoreano Young – ho Yoo.
La obra será inaugurada hoy miércoles 24 por la intendenta de Montevideo, Ana Olivera.

"Los comentarios, las críticas y las discusiones no se hicieron esperar: el mismo viernes, el tema inundaba las redes sociales y durante el fin de semana se convirtió en tema de controversia, a veces con humor, a veces con fastidio, entre los habitantes de la capital. Este miércoles la intendente Ana Olivera encabezará la ceremonia de inauguración de esta obra al tiempo que se bautizará como “República de Corea” el espacio público donde está emplazada. Interrogada sobre como se resolvió la aceptación de esta obra (entendida como una donación no solo del artista sino del propio Gobierno de Corea), la jerarca municipal dijo a 'En Perspectiva', que la IMM “siempre analiza la propuesta y nos parece que cuando hay pasos previos en los que el país y una ciudad plantean un hermanamiento con Montevideo se aceptan las donaciones en general y cuando estas propuestas se hacen para acercar culturas la IMM lo toma como un acto de amistad”. “En su estética puede que nos resulte distinta pero nos pareció que cuando un escultor le hacía un homenaje a la ciudad era importante incorporar la obra. El autor no quiso representar ninguna raza sino ser universal y acercar a las dos culturas distintas. Esa es la expresión que nos traslada el escultor y la Embajada y nos pareció interesante conocer y hacerla conocer”, agregó Bianchi. La titular del Departamento de Acondicionamiento Urbano de la IMM, señaló que “es difícil hacer una valoración artística, porque además seguramente los gustos estéticos de los ciudadanos de Montevideo y el mundo deben ser diferentes”. Lo que ocurrió en este caso es que “se nos planteó un símbolo de amistad y cuando hay una donación no hay asesoramiento. Cuando hay asesoramiento es cuando la IMM resuelve colocar una escultura para la cual llama a un concurso de ideas y en ese caso se hace un valoración artística”... A criterio de la jerarca “lo que pasa es que los uruguayos estamos acostumbrados a una estética distinta. Quizá nos llame la atención el material con que la estatua esta hecha o el color”. Consultada sobre el motivo por el cual la comuna capitalina no consultó a la Comisión Honoraria de Patrimonio de la Rambla, Bianchi reconoció que no se hizo pero aclaró el carácter asesor y no decisivo de este grupo de trabajo. "Las comisiones son asesoras, recomiendan pero no avalan. Se ofrecieron varios lugares uno de los pedidos que hacia el artista y el Gobierno de Corea era que el espacio en que se colocara fuera la Rambla” porque “es un espacio muy visitado y reconocido”... Al cierre de sus declaraciones la jerarca municipal declaró que lo que se buscó con la instalación de este monumento fue “avanzar hacia una ciudad más amplia e inclusiva y disfrutar algo que, quizá los ciudadanos que viajan puedan verlo, pero los que no, sólo puede disfrutarlo en la ciudad. Con esto se ve la diversidad”.

Bienvenida sea una nueva propuesta que nos ejercite la sorpresa, la mirada y nos exija repensar la escultura pública desde una propuesta estética diferente a lo que estamos acostumbrados -tanto por su forma, color, composición, dimensiones..., así como por lo que pretende representar-. 


Datos de: 
http://www.montevideo.com.uy
http://www.espectador.com

No hay comentarios.: