Blow-up

Fragmento de la película Blow-Up, una interesante metáfora sobre cómo y qué vemos. Entrama una compleja relación entre realidad-ficción. Además, podemos aunar el relato literario con el oficio del fotógrafo y del cineasta.

Trecho do filme Blow-up - Depois daquele beijo [Michelangelo Antonioni, 1966] - Parte III from Lívia Aquino on Vimeo.

Blow-Up película italo-británica de 1966, conocida en Hispanoamérica como "Sueño de una tarde de verano", dirigida por Michelangelo Antonioni, con David Hemmings Vanessa Redgrave, Sarah Miles, Peter Bowles y la modelo Veruschka von Lehndorff en los roles principales. Producida por Carlo Ponti. Ganadora de la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes 1966, al Mejor director. El título en inglés Blow Up significa la explosión de una burbuja, aunque se entiende en la jerga fotográfica como una gran ampliación durante el revelado de una foto.
La historia está basada en el relato de Julio Cortázar "Las babas del diablo", aparecido en el libro Las armas secretas. Cortázar aparece como cameo en una de las fotografías mostradas en la película. En el relato, la pequeña historia y su significado es completamente distinto al del film de Antonioni. Posteriormente al estreno de la película, el director confesó que necesitaría otra película para explicar el significado de la misma. El personaje principal está inspirado en un fotógrafo real, Sergio Larraín.

"Creo que sé mirar, si es que algo sé, y que todo mirar resuma falsedad, porque es lo que arroja más afuera de nosotros mismos, sin la menor garantía. [...] De todas maneras, si de antemano se prevé la probable falsedad, mirar se vuelve posible; basta quizá elegir bien entre el mirar y lo mirado, desnudar a las cosas de tanta ropa ajena. Y, claro, todo esto es más bien difícil.
                   (Fragmento de "Las babas del diablo" de Julio Cortázar)





No hay comentarios.: