Claudia Aravena Abughosh


11 de Septiembre pone en relación dos situaciones extremas: los ataques de 2001 en Nueva York, y el golpe militar encabezado por el General Pinochet que derrocó al Presidente Salvador Allende, en el Chile de 1973. Dos hechos, a veintiocho años de distancia, reunidos por la “fracturación de las memorias presentes y pasadas”, tal como lo indica la sinopsis del video.


El vídeo trata el tema del desplazamiento, visto por los ojos de una mujer inmigrante, y su relación con la ciudad de Berlín.
El trabajo fue presentado en el 13. Videobrasil, Festival Internacional de Arte Electrónico.

"Numerosos directores cinematográficos y video-artistas han intentado, con éxito variable, producir representaciones visuales de los recuerdos. El ojo de la memoria no ve las cosas de la misma manera como el ojo físico, y muchos artistas ha llegado a lamentar esta diferencia. El intento de Aravena Abughosh pertenece a la categoría de los éxitos. Se las ha arreglado para dar cuenta del carácter fragmentario y asociativo de la memoria; del vago emerger y disolverse de las imágenes, e incluso de los sentimientos que están tan intrínsecamente ligados a ello. En su tierra de origen, todos sufren de amnesia, dice la chilena Aravena Abughosh. Se traslada a Berlín donde se siente como una extraña que rehusa hablar el idioma. Pero esta ciudad, un lugar desbordante de historia y memoria, cura su propia memoria perdida llevándola a través de un doloroso proceso de recuperación. Es un proceso que ella no puede evitar, si bien al comienzo intenta resistirlo: la voz en off de su habla corriente busca excusas y explicaciones reconfortantes; la otra voz en off, sin embargo, una voz que susurra al interior de su mente, se rehusa a ser pacificada. La voz susurra preguntas inquisitivas e inferencias perturbadoras relacionadas con asuntos que ella aparentemente ha conseguido evadir por años”.
Catálogo del World Wide Video Festival, Holanda 2000

Vivimos en una sociedad que, en cierta medida, se deja regir por un Imperio del Miedo. El origen de muchos eventos históricos se remonta a la represión, a la pérdida. Y los mega-eventos históricos convergen hasta formar una catástrofe de tal magnitud, de modo que las heridas jamás acaban de cerrarse. Se origina así un círculo vicioso, que contribuye a la preservación del miedo.

Material elaborado gracias a: http://claudiaaravenaabughosh.com

No hay comentarios.: