Antonio Berni

Arrabales, inmigrantes, prostitutas, miseria, obreros: son los grandes temas de un hombre de ideología y refinado artista, realmente TRAZOS DE PROTESTA.

Delesio Antonio Berni nacido el 14 de mayo 1905 en Rosario, provincia de Santa Fe, Argentina. Hijo de Delasio Berni un sastre inmigrante italiano y de Margarita Picco, una chacarera argentina hija de inmigrantes italianos. A los diez años, tras la muerte de su padre en la gran guerra (o primera guerra mundial 1914-1918) comenzó a trabajar: como aprendiz en un taller de vitrales donde empezó a dibujar y a pintar.
Sus primeros cuadros adhieren al impresinismo y al realismo social. Sus temas: los arrabales rosarinos, la miseria, lo marginal, vistos desde una militancia izquierdista y comprometida. Organizó una asociación de artistas y estudiantes, y fue brevemente miembro del Partido Comunista local. Mas tarde, en sus años de estudio en París lo llevaron hacia el surrealismo y en los últimos años mezcló escuelas, técnicas y materiales (sus famosos collages).
En 1932 expuso sus pinturas surrealistas. Fue la primera presentación de este movimiento en América Latina, y el público no acostumbrado a ella lo rechazó y los críticos lo condenó.
En 1945, Berni pintó una de las 12 pinturas al fresco de la cúpula del Edificio Pacífico en la calle Florida, Buenos Aires. Hoy en día el edificio alberga el centro comercial Galerías Pacífico, donde su trabajo es todavía visible después de los 4 frescos que se añadieron en 1990.
De 1951 a 1953 vivió en Santiago del Estero, provincia que ha sufrido y sigue sufriendo un daño ecológico masivo, principalmente la sobreexplotación del árbol de Quebracho (por sus taninos y su dura madera) por unos pocos propietarios de tierras que explotan a sus trabajadores. Las obras de Berni refleja esta tragedia natural y social. En 1955-1956 pintó la serie de Chaco, que representa la situación similar en el Chaco, que se exhibió en París, Berlín, Varsovia, Bucarest y Moscú.
Por este tiempo también pintó algunos paisajes suburbanos, y creó dos personajes que le dieron especial fama: Juanito Laguna y Ramona Montiel, hijos del barro y protagonistas de una serie pictórica memorable.
En 1977 realizó una muestra en New York donde impactó con sus grotescos inspirados en el consumismo, el sexismo y la vulgaridad de ciertos tipos posmodernos y la soledad de la vida en las megaciudades.
Murió el 13 de octubre de 1981.




Material elaborado por la docente gracias a datos de "Por amor al Arte" AA.VV. Ed. Atlántida S.A., Bs.As. 1999.

No hay comentarios.: