El arte y la historia

Para comprender el arte hay que tener en cuenta  su evolución en el tiempo y el espacio, ya que  determinados hechos históricos dependen de condicionantes históricas y geográficas: el arte románico se difundió ayudado por las rutas de peregrinación, Roma fue la capital del arte  en los siglo XVI y XVII a causa del mecenazgo de los papas, Nueva York relevó a París  como capital artística del mundo tras la Segunda Guerra Mundial debido a la preeminencia económica y política de EE.UU., etc. Es importante conocer las bases materiales  y espirituales de las sociedades pues de ambas se nutre la creación artística.
Pero el arte no es un mero reflejo inerte de los ámbitos económicos, políticos, militares o sociales: se trata de un elemento activo que ha contribuido a configurar las ideologías, sin olvidar tampoco su influencia decisiva, a veces, sobre la misma vida económica.
Es así, que puede deducirse dos modos básicos de entender el arte desde la perspectiva de la historia:

1- El arte como documento insustituible para conocer aspectos "no artísticos" del pasado: poco sabríamos de la vida del hombre de la Prehistoria o de otras civilizaciones sin los testimonios artísticos que nos han dejado. Aún en las sociedades que han conocido la escritura resulta imprescindible la utilización de documentos iconográficos. La iconografía es una ciencia auxiliar  de la historia del arte que estudia el significado de las imágenes: aunque no se encarga de la "calidad" artística de las representaciones, si es importante para el historiador y para el historiador del arte, a la hora de determinar el sentido  general de la obra o del tema abordado.
Cabeza Olmeca.
La Cultura Olmeca aparece alrededor
del 2000 A.C. Y 1000 A.C. 
Estas esculturas pesan toneladas y
están realizadas en roca.
Lo poco que conocemos de la cultura olmeca
en México es gracias a éstos aportes culturales.

2- El arte como aportación a la configuración de las mentalidades: lo que los artistas han dicho con sus obras no se puede decir de otra manera. No es lo mismo lo que escribieron los poetas del Siglo de Oro español que los pintores de la época. Cada área tiene su especificidad y singularidad. Las artes visuales, aportan una infinidad de elementos a la construcción de las mentalidades de las generaciones presentes y/o futuras, así como la proliferación de complejas instituciones (museo, escuelas de artes, etc.) que cumplen un rol específico en la sociedad.
Pieter Bruegel, "La construcción de la torre de Babel" (1503). Documento excelente para conocer las técnicas de construcción y maquinaria de mediados del siglo XVI. Pero su interés no se agota en el análisis de éstos aspectos.
Diego Rivera, "El Arsenal" 1928. Frida Kahlo distribuye armas,  visión político-ideológica (la influencia del partido comunista) del pueblo mexicano  según Diego Rivera.





















Texto elaborado por la docente tomando como referencia análisis de "Historia del Arte (2)", Juan Antonio Ramírez entre otros. Ed. Sm, Madrid, 2003, Págs. 10-11.

No hay comentarios.: