Ejercicios 5to. Arte-Expresión (PUE)

Prehistoria

Tiempos Prehistórico tomado de "Historia social de la Literatura y del Arte" de Arnold Hauser 

PALEOLÍTICO: Magia y Naturalismo

"Sabemos que este arte es un arte de cazadores primitivos, que vivían en un nivel económico parasitario, improductivo, y que tenían que recoger o capturar su alimento y no crearlo por sí mismo; un arte de hombres que, según todas las apariencias, vivía dentro de moldes sociales inestable..., en pequeñas hordas aislada, en una fase de primitivo individualismo, y que probablemente no creían en ningún dios, en ningún mundo ni vida existente más allá de la muerte. 

En esta fase de vida puramente práctica es obvio que todo girase todavía en torno a la nula consecución del sustento. No hay nada que pueda justificar la presunción de que el arte sirviera para otro fin que para procurar directamente el alimento. Todos los indicios aluden a que este arte servía de medio a una técnica mágica y, como tal, tenía una función por entero pragmática...Pero esta magia no tenía sin duda nada en común con lo que nosotros entendemos por religión...Era una técnica sin misterio, un mero ejercicio, un simple empleo de medios y procedimientos, que tenía tan poco que ver con misticismos o esoterismos como nuestra actitud al colocar una ratonera... 

Las representaciones plásticas eran una parte del aparejo técnico de esa magia; era la trampa en la que la caza tenía que caer; o mejor, era la trampa con el animal capturado ya, pues la pintura era al mismo tiempo la representación y la cosa representada, era el deseo y la satisfacción del deseo a la vez. El pintor y cazador paleolítico pensaba que con la pintura poseía ya la cosa misma...creía que el animal de la realidad sufría la misma muerte que se ejecutaba sobre el animal retratado; la representación pictórica era la anticipación del efecto deseado... 

El arte no era, por tanto, una función simbólica, sino una acción objetivamente real, una auténtica causación...Cuando el artista paleolítico pintaba un animal sobre la roca, creaba una animal verdadero... veía en una la continuación de la otra. 

(...) Cualquier otra explicación del arte paleolítico _la que lo interpreta, por ejemplo, como una forma ornamental o expresiva_ es insostenible. Hay toda una serie de datos que se oponen a tal interpretación, sobre todo el hecho de que las pinturas están a menudo completamente escondidas en rincones inaccesibles y totalmente oscuros de las cavernas... También habla contra semejante explicación el hecho de su superposición que destruye de ante mano toda función decorativa... el amontonamiento de una figura sobre otra indica claramente que las pinturas no eran creadas con la intensión de proporcionar al ojo un goce estético, sino persiguiendo un propósito en el que lo más importante era que las pinturas estuviesen situadas en ciertas cavernas y en ciertas partes específicas de las cavernas, indudablemente en determinados lugares considerados como especialmente convenientes para la magia. 

(...) La relación de las pinturas paleolíticas con la magia nos ayuda también excelentemente a explicar el naturalismo de este arte. Una representación cuyo fin era crear un doble del modelo _es decir, no simplemente indicar, imitar, simular, sino literalmente sustituir, ocupar el lugar del modelo_ no podía ser sino naturalista. El animal que estaba destinado a ser conjurado en la vida real tenía que aparecer como el doble del animal representado; pero sólo podía representarse así si la reproducción era fiel y natural, era justamente el propósito mágico de este arte el que forzaba a ser naturalista... 

NEOLÍTICO: Animismo y Geometrismo 

En lugar de la anterior plenitud de la vida concreta, el arte tiende ahora a fijar la idea, el concepto, la sustancia de las cosas, es decir a crear símbolos en vez de imágenes. 

Los dibujos rupestres del Neolítico interpretan la figura humana por medio de dos o tres simples formas geométricas: por ejemplo, mediante una recta vertical para el trono y dos semicírculos, vueltos el uno hacia arriba el otro hacia abajo, para los brazos y las piernas. Los menhires, en los cuales se ha querido ver retratos abreviados de la muerte, muestran en su plástica la misma avanzada abstracción... 

El cambio de estilo que conduce a estas formas de arte completamente abstracta depende de un giro general de la cultura, que representa quizá el corte más profundo que ha existido en toda la historia de la humanidad. Con él se transforman tan profundamente el contorno material y la constitución interna del hombre prehistórico... el hombre en vez de alimentarse... de los dones de la naturaleza, en vez de recolectar o capturar su alimento, se lo produce. Con la domesticación de animales y el cultivo de plantas, con la ganadería y la agricultura, el hombre comienza su marcha triunfal sobre la naturaleza y se independiza más o menos de la veleidad del destino, del azar o de la causalidad. Comienza la era de la previsión organizada de la vida... Con estos rudimentos: _posesión de tierras roturadas , de animales domesticados, de herramientas y provisiones alimenticias_ comienza también la diferenciación de la sociedad en estratos y clases, en privilegiados y oprimidos, explotadores y explotados. Se establece la organización del trabajo, el reparto de funciones, la especialización de los oficios. Ganadería y cultivo, producción primaria y artesanías, industrias especializadas y domésticas, trabajo masculino y femenino... Las hordas nómades se convierten en comunidades sedentarias. 

(...) Ritos y cultos sustituyen a la magia y a la hechicería. El Paleolítico constituyó una fase dentro de la carencia de cultos; el hombre estaba lleno de temores a la muerte y de miedo al hambre; pretendía protegerse contra el enemigo y la miseria, contra el dolor y la muerte, por medio de la práctica mágica, pero no relacionaba la felicidad o la desgracia que pudieran alcanzarle con ningún poder que estuviese más allá de los puros acontecimientos. Hasta que no se llega a la cultura del agricultor y el ganadero, el hombre no comienza a sentir que su destino pende de fuerzas inteligentes. Con la conciencia de depender del tiempo favorable o desfavorable, de la lluvia y de la luz del sol, del rayo y el granizo, de la peste y la sequía, de la prosperidad y la esterilidad de la tierra, de la abundancia y la escasez de los animales cazados en las redes, surge la idea de toda clase de demonios y espíritus benéficos y maléficos que reparten bendiciones y maldiciones, surge la idea de lo desconocido y lo misterioso, de los poderes sobrehumanos...El estadio cultural del animismo, de la adoración de los espíritus, de la fe en las almas y del culto a los muertos, ha llegado ya. Pero con la fe y el culto surge también la necesidad de ídolos, amuletos, símbolos sagrados, ofrendas y monumentos funerarios. Sobreviene la separación entre un arte sagrado y otro profano, entre el arte religioso y representativo y el arte mundano y decorativo... 

En una, el pensamiento está dirigido a la vida de este mundo; en el otro, a la vida del mundo del más allá. Este es, principalmente, el motivo de que el arte del Paleolítico reproduzca las cosas de manera fiel a la vida y a la realidad, y el arte del Neolítico, por el contrario, contraponga a la común realidad empírica un trasmundo idealizado y estilizado. 

Pero con esto comienza también el proceso de intelectualización y racionalización del arte: la sustitución de las imágenes y formas concretas por signos y símbolos, abstracciones y abreviaturas, tipos generales y signos convencionales... La obra de arte ya no es sólo una representación del objeto, sino también una representación conceptual; no es sólo una imagen del recuerdo, sino también una alegoría... en el Neolítico el estilo formalista, geométrico-ornamental, adquiere un dominio tan permanente e indiscutible como no ha tenido después ningún movimiento artístico en los tiempos históricos..." 

("Historia social de la Literatura y del Arte" de Arnold Hauser, selección de págs. 11 al 33)


Preguntas:
1- Tomando en cuenta el texto de Hauser, qué fines tiene el arte en la prehistoria, especialmente en el Paleolítico y en el Neolítico.
2- ¿Qué características presenta el arte en el Paleolítico y el Neolítico?

Antiguo Egipto

"El río Nilo era el cordón umbilical del antiguo Egipto. Sin él, la civilización más longeva de la historia no habría sobrevivido. Herodoto dijo que Egipto era “ un don del Nilo” . Tenía razón. Las crecidas estivales del río fertilizan la tierra circundante, que de otro modo sería desértica. La mayoría de las ciudades y los sepulcros egipcios abrazan las orillas del Nilo como niños a la vera de su madre. Si te alejas demasiado del río, acabas en el desierto como Moisés. 
Los antiguos egipcios creían que las crecidas del Nilo, que ocurren durante la parte más cálida y seca del verano, eran un regalo de los dioses porque no parecían estar causadas por la meteorología. La lluvia que las provoca cae a cientos de kilómetros de distancia, en un afluente llamado Nilo Azul que
discurre por Etiopía. Pero antes de que llegaran las apps de meteorología para el móvil, las crecidas de Egipto parecían milagrosas...

Los artistas egipcios eran ultraconservadores, probablemente porque el arte tenía una finalidad sobre todo religiosa, y la religión egipcia no cambió demasiado, al menos hasta el reinado de Akenatón, durante el Imperio Nuevo. Todos los artistas siguieron un canon de proporciones para representar la figura humana, utilizando una cuadrícula de 18 subdivisiones. La unidad de
subdivisión podía ser la longitud del pie o el puño de la persona. Las rodillas, el ombligo, los codos y los hombros debían representarse separados de los pies por un número determinado de subdivisiones. Esa es la razón de que los reyes egipcios sean todos tan parecidos. El faraón se consideraba perfecto e
inmutable, como un dios; de ahí que sus proporciones permanecieran invariables en las obras de arte, con independencia de las dimensiones reales del rey. Únicamente las personas de menor rango podían representarse en posturas más realistas y naturales, como los hombres que sujetan a las leonas en la Paleta de Narmer, que aparecen enteramente de perfil, salvo los ojos.
Los artistas utilizaron el mismo canon de proporciones para esculpir estatuas, solo que la figura se representaba totalmente de frente. Además, la pierna izquierda de la estatua está adelantada, más en hombres que en mujeres (cuanta más testosterona, más largo es el paso), como en las estatuas del rey
Micerino y su reina, de la cuarta dinastía. A pesar de sus rostros hieráticos, destaca la intimidad y armonía escultural de la pareja. Da la impresión de que realmente estaban hechos el uno para el
otro. El rey Micerino y su reina, que parecen tan eternos como las pirámides, representan la estabilidad del Imperio Antiguo."

"Historia del Arte para Dummies" de Jesse Bryant Wilder 



Preguntas:
1-Tomando en cuenta el texto y lo estudiado sobre el tema, ¿qué relación puedes establecer entre la religión y el arte egipcio?
2- Realiza una lista con las características que componen el "estilo" del arte egipcio.
3- El historiador Ernst Gombrich dice que "las normas que rigen todo el arte egipcio confieren a cada obra individual un efecto de equilibrio y armonía? Fundamenta ésta afirmación.
4- Establece que aspectos del texto ves reflejados en las siguientes dos obras.

Imperio Antiguo. Menkaura.
Pintura mural de la cámara funeraria de Amenemhet. Imperio Nuevo, dinastía XVIII (s. XV a. C.).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Depasoarte: arte en clave de historia. Tu comentario, siempre respetuoso, aquí importa.