Claves para comprender la arquitectura del Renacimmiento

“Las leyes de las medidas del espacio del siglo XV

El Renacimiento ha sido por largo tiempo objeto de dos ideas antitéticas preconcebidas: la primera, quería presentarlo como una novedad absoluta respecto del período precedente y, por lo tanto incapaz de darle una historicidad; la segunda quería reducirlo a un ‘neo’, a un retorno a la arquitectura romana, privándole de todo predicado de vitalidad creadora. La crítica contemporánea para corregir estos prejuicios populares ha tenido, por tanto que actuar en dos sentidos, reivindicándole la originalidad del Renacimiento y su posición perfectamente insertada en la continuidad histórica de la cultura.

¿Cuál es el nuevo elemento que aparece a primera vista en la arquitectura del siglo XV, ya desde el tiempo de Brunelleschi? Esencialmente una reflexión matemática desarrollada sobre la métrica románica y gótica. Se busca un orden, una ley, una disciplina contra la inconmensurabilidad, la infinitud y la dispersión del espacio gótico y contra lo fortuito y casual del románico… todo lo que se comprende bajo el nombre de intelectualismo y humanismo del 1400 significa en términos espaciales que cuando se entra en San Lorenzo y en Santo Spirito, se mide en pocos segundos de observación todo el espacio y se puede poseer facialmente sus leyes.

Se trata de una innovación radical desde el punto de vista psicológico y espiritual: hasta ahora el espacio del edificio había determinado el tiempo del camino del hombre, había conducido sus ojos a lo largo de las directrices buscadas por el arquitecto; con Brunelleschi, por primera vez, ya no es el edificio quien posee al hombre, sino es el hombre mismo que, aprendiendo la simple ley del espacio, posee el secreto del edificio… ya no somos atraídos por el ritmo paleocristiano… ni excitados por la mística vertical y la violencia longitudinal del gótico. Visitamos San Lorenzo con la conciencia exacta de estar en nuestra casa, en una casa construida por un arquitecto,… por un arquitecto que razona según métodos y procesos humanos, que no oculta misterios… a causa de su escala humana, que depende de la relación entre el elemento escultórico y el hombre, el templo griego nos proporciona un equilibrio y una serenidad parecidas, y no es por eso acaso que quién no comprende a Grecia,…, se siente también hostil hacia el Renacimiento italiano. Pero la gran conquista del siglo XV italiano es la de llevar el mismo sentido que vive en el templo griego al campo de los espacios internos y,… traducir en términos de espacio la métrica que en los períodos románico y gótico se había desarrollado exclusivamente en planta.

Los observadores superficiales acusan de culturalismo al Renacimiento, el cual ha sido en realidad la cuna de las experiencias modernas más desprejuiciadas… en la arquitectura del siglo XV se echaron las bases del pensamiento moderno en edilicia, según el cual es el hombre quien dicta leyes al edificio y no viceversa. Todo el esfuerzo del Renacimiento consiste en acentuar el control intelectual del hombre sobre el espacio arquitectónico… pensamiento y arte, nueva ciencia, poesía y genio encuentran una integración y un sustrato lógico matemático… y estimuló las expresiones individuales en lugar de ahogarlas. 

… es natural que los arquitectos del siglo XV examinaran todos los esquemas distributivos tradicionales. Medir el espacio significó en San Lorenzo para Brunelleschi construir según relaciones matemáticas simples. Pero en Santo Spirito esto ya no es suficiente: el arquitecto siente no sólo la necesidad de profundizar la métrica en toda la iglesia, igualando el transepto a las naves y prolongando el esquema longitudinal más allá de él, sino también la exigencia de cerrar circularmente esta métrica espacial… para controlar enteramente el espacio, para hacer unitaria su concepción arquitectónica, Brunelleschi sintió la necesidad de negar al máximo el eje longitudinal y de crear una ‘circularidad’ en torno a la cúpula…

Es lógico que en una concepción unitaria del espacio responda mejor al esquema de la planta central que el longitudinal.”

(Texto extraído de  "Saber ver la arquitectura: Las edades del espacio" de Bruno Zevi)

No hay comentarios.: