Encuadre: "el punto de vista elegido"

Con respecto al tema del "Encuadre" en una obra plástica, o como lo he subtitulado "el punto de vista elegido", conveniente tomar en cuenta los siguientes ejemplos para poder tener una dimensión real sobre esta temática y la importancia del mismo a la hora de analizar el significado y la forma en una obra:
Aquí puedes observar como dos artistas encarar de forma, más o menos similar, un mismo tema, los bebedores de absenta, pero entre las diferencias que se hallan, la más significativa es el encuadre que elige uno y otro. Estos bien diferentes, modifican nuestra percepción sobre el rol de los protagonistas y el entorno. Hay diferentes focos de atención (unos más geométricos que otros), así como la idea de movimiento o reposo (ya sea que predominen las diagonales , verticales u horizontales).
Durante mucho tiempo predominó el punto de vista frontal y central, ya que la estructura compositiva del Renacimiento destaca, por un lado, la línea del horizonte, que indica la altura de los ojos o, lo que es lo mismo, el punto de vista del observador. Sobre estas líneas se sitúa un punto conocido como punto de fuga. Todas estas líneas oblicuas de la composición convergían e él.
Ahora bien, en el siglo XIX y XX varios artistas comenzarán a jugar con la idea del punto de vista del observador, muchos influenciados por las estampas japonesas: desde perspectivas aéreas,  picados, contra picados hasta distorsionar totalmente la perspectiva y deformarla.

Otras obras recomendadas para ver las diferentes maneras de encarar el punto de vista:- “La Santísima Trinidad, con la Virgen, Juan y los donantes” de Masaccio. 1425-1428. – “Los bebedores de absenta” de Degas, 1876. - “Mañana soleada en el boulevard des Italiens” de Pisarro, 1897. – “Café de noche” de V. Van Gogh, 1889.
Análisis de Film: “Muñecos infernales” Dir. Tod Browning 1936.


No hay comentarios.: